HLC-Vinos de Jerez y Manzanilla de Sanlucar (1): De los orígenes a la actualidad

Adolfo López Cepero: Plano parcelario de Jerez, 1904; fragmento de la zona de Macharnudo

A comienzos del siglo XVII los vinos del marco de Jerez empiezan a ser conocidos por la palabra Sherry en el mercado británico. Las tipologías de vinos durante este periodo no se corresponden con las actuales .

Tipologías en origen de los vinos exportados  (Los Sobrinos de Haurie: Las Añadas En El Marco Del Jerez)

 Era una época previa a la existencia de los almacenados . Los mostos, vinos añejos y los reañejos, se elaboraban bajo la tipología de añadas, aunque su envejecimiento no era muy prolongado, salvo escasas excepciones. En la mayoría de los casos iban puros como mostos, y en algunos otros eran cabeceados con arrope, aguardiente o con una pequeña cantidad de vino añejo o reañejo al gusto del mercado o del comprador, realizándose el envejecimiento en las bodegas establecidas en los mercados compradores al gusto del cliente final.

Las manzanillas primitivas eran vinos blancos jóvenes asoleados en su caso, con flor y poco envejecimiento. Equivalentes a las tipologías de mostos o vinos añejos de otras localidades, pero con la diferencia de que eran muy pálidos y fragantes debido al factor diferencial de la protección y metabolismo del velo de flor.

Flujos de mostos y vinos a mitad del s. XVII ( (Los Sobrinos de Haurie: Las Añadas En El Marco Del Jerez)

La viticultura también ha variado y ha sido responsable del cambio en estos vinos:

Hasta la segunda mitad del siglo XVII, las variedades tintas eran más valoradas que las blancas. Cultivándose un gran número de ellas mezcladas entre sí y es a partir del del último tercio de este siglo cuando comienza la expansión de la uva blanca . Cambios geopolíticos hacen que a partir de mediados del siglo XVII se produzca una un cambio vitícola muy rápido, y el principio del dominio de la variedad Palomino desde Sanlúcar hacia el resto del Marco. 

e encaminó hacia una variedad más productiva y más fina como el Listán o palomino desde finales del siglo XVII hasta un siglo después, provocó un afinamiento de los mostos, y un caldo de cultivo más propicio para que las levaduras de flor pudiesen formar velos estables. En esta reestructuración del viñedo sanluqueño, tanto el resto de variedades como las propias razas de palomino con mayor tendencia al corrimiento como el Palomino de Jerez, Pelusón, Gacho, etc fueron dejando sitio mayormente a la Listán sanluqueña o Palomino Fino. A pesar del proceso de cambio, Sanlúcar conservaba cantidades significativas de Tintilla y Uva Rey para la elaboración de otros tipos de vinos. 

Los cambios más importantes fuero la coplantación de variedades según los tipos de suelo, los pagos y las tradiciones de cada localidad:

Disposición general de las variedades en los tipos de suelos (msnm: metros sobre el nivel del mar)  (tomado de Los saobrinos de Haurie: Las Añadas En El Marco Del Jerez)

En Jerez y el Puerto las diferentes razas de Palomino (sobretodo Palomino de Jerez) rondarían 1/3 del viñedo, con una cantidad importante de Pedro Ximénez y Perruno en las zonas altas de albarizas, Mantúos Castellano y de Pilas (Uva Rey) en las cotas medias y bajas de los cerros de albariza (bujeos) y en las tierras de barros y arenas debido a su maduración tardía y a su resistencia a enfermedades debido al grosor de su hollejo. Existían en menor cantidad de variedades como Moscatel, Albillo, Malvasía, Cañocazo, Beba, Tintilla, Melonera, Calona, Ferrar, etc. 

El resto de municipios mantenían una composición particular debido a la predilección por diferentes variedades concretas.

. En Trebujena cultivaban Perruno como una de las variedades dominantes

. En Chiclana y Puerto Real hacían lo mismo con el Mantúo de Pilas (Uva Rey) para su elaboración o para consumo en fresco en los mercados de Cádiz.

. Chipiona poseía grandes cantidades de Moscatel

. En Rota la variedad Tintilla de Rota abarcaba una gran superficie del viñedo.

A finales del siglo XVIII (hacia 1778) una Real Orden permitía el por un lado el control de los almacenados de mano de los propietarios de las bodegas gracias a la liberalización del comercio y por otra parte el control de la entrada de vinos de otras zonas. Se prohibieron la entrada de vinos f de otras zonas de Andalucía (Condado, Aljarafe, Montilla, etc.) e incluso vinos de color procedentes de Sanlúcar.

Comienza con esta R.O. un nuevo camino hacia vinos con mayor valor añadido gracias al envejecimiento en origen. E

Con el inicio de los almacenados se favorece la aparición de los diferentes jereces que conocemos hoy día y su evolución hasta la actualidad. A su vez los vinos de Manzanilla y su velo de flor emergente, serán jueces y parte en el devenir del resto de las tipologías.

FUENTE : Los Sobrinos de Haurie: Las Añadas En El Marco Del Jerez) y LAs rutas del vino e Andalucía ( Javier Maldonado Rosso)´

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s